Ejemplos De Reglas Ortográficas Del Español

Las reglas ortográficas son las normas, que rigen el sistema tradicional de ortografía practicado y reconocido por los usuarios de una lengua. Por eso, si estás buscando algunos ejemplos de reglas ortográficas del español, este es tu post. Ortografía es una palabra griega formada por las palabras «ortho» y «graphos«, que significa «escritura correcta«.

Se refiere a un conjunto de convenios que determinan cómo se escribe un idioma. La ortografía es el resultado de los acuerdos de una misma comunidad lingüística. Esto para mantener la forma correcta de la lengua escrita y está en constante cambio. El objetivo de la ortografía es unificar la escritura en una sociedad de usuarios de un mismo idioma.

La Real Academia Española (RAE) se encarga de identificar las distintas modificaciones aceptables del español y de modificar el texto. Las reglas ortográficas del español incluyen el uso de homónimos (por ejemplo, b/v), acentos, mayúsculas y múltiples signos de puntuación.

Ejemplos de reglas ortográficas

Reglas de las letras V y B

Utiliza esta regla para distinguir entre las palabras con M y N que pueden tener fonemas (sonidos) similares. Ejemplos: imperio, aparentado, amputación, ambiente, ambiguo, ambos.

La V se escribe siempre después de la N, la D y la B. Esta regla corresponde al hecho de que en casi todas las versiones actuales del español el fonema V no se distingue del fonema B. Ejemplos: envidia, envase, adverso.

Si una palabra termina en -bir, se escribe con B, no con V. Ejemplos: todos los verbos con infinitivo: escribir, recibir (excepciones: vivir, servir, hervir y sus compuestos).

La V se utiliza para los verbos que no tienen ni B ni V en el infinitivo. Ejemplos: tener / tuve, estar / estuve, andar / anduve / vayamos. El último verbo debe escribirse con «b» si se escribe con un verbo imperfecto. Ejemplos: íbamos, ibais, ibas, iba.

Regla de la letra H

Cuando la forma infinitiva de un verbo se escribe con una H, la H también está presente en su forma conjugada, porque el verbo conserva su raíz léxica incluso cuando está conjugado y modificado. Ejemplos: cohibir, hacer, ahuecar.

Cuando una palabra se inicia con ia, ua, ie, ui o ue, se deben escribir con H. Ejemplos: hiato, hiena, huaca, huevo, huida, etc.

Regla de las letras Z, C y S

Cuando la Z cae entre vocales débiles, se convierte en C. Este es a menudo el caso de las palabras plurales terminadas en Z. Ejemplos: pez, lápiz, tamiz.

Cuando una palabra finaliza con osa u oso, se deben escribir con S. Ejemplos: trabajoso, amorosa, cenagoso, fibrosa, meloso.

Regla de la letra Y

Las palabras que comienzan con la letra I, y van seguidas de una consonante deben escribirse con I. Ejemplo: Invasión, incluir.

Las palabras que comienzan con la letra Y, y van seguidas de una vocal deben escribirse con una Y. Ejemplo: yate, yuyo.

Para algunos verbos terminados en uir, los tiempos y personas del infinitivo deben conjugarse con Y. Ejemplos: huir/huyeron, concluir/concluyó, influir/influyan.

Reglas de las letras G y J

Las terminaciones con J se pronuncian con la misma letra. Ejemplos: conjugar/conjugo/conjugaron, canjear/canjeemos, masajear/masajearon.

Cuando la letra G se mezcla con las letras E, e I, se produce un sonido fuerte. Por ejemplo: Eugenia, gigante, genial.

Cuando este sonido se debilita, se añade una U muda entre la G y la E o la I. Por ejemplo: guiso, guerra.

La diéresis sólo se utiliza cuando la sílaba gü requiere el sonido U. Normalmente la U es inaudible en estos casos, pero en algunas palabras la diéresis marca el sonido. Ejemplos: ungüento, güero, pingüino.

Regla de la letra R

La RR sólo debe utilizarse en la posición intervocálica. Las palabras que comienzan con este sonido también deben escribirse con una sola letra, utilizando la r «fuerte». Ejemplos: rápido, revolucionario, río, ferrocarril, correr.

Regla de los acentos

Las palabras agudas se acentúa si termina en vocal, N o S. Si termina en S y va precedido de otra consonante, no se utiliza. Ejemplos: robots, tictacs.

Las palabras graves llevan acento si no finalizan en vocal, N o S. Ejemplos: ángel, árbol. Si termina con una S antes de la consonante, se acentúa: Ejemplo: bíceps, cómics.

Las palabras esdrújulas están en constante tensión. Ejemplos: sábana, cántaro, águila, décimo, Málaga, teléfono, lámpara, ángeles, plátano.

Cuando las dos vocales cerradas I y U se unen entre sí o con las otras vocales abiertas A, O y E, forman un diptongo. Cuando se acentúan, se hace en vocales abiertas. Ejemplo: acarició, después. Las vocales U y I llevan acentos cuando sean un hiato que no haya formado un diptongo. Ejemplos: caloría, avemaría, baúl, Andalucía, maría y caímos.

Las palabras sobresdrújulas están continuamente acentuadas. Ejemplos: gánatela, llévatelo, dígamelo, cómetelo, llévesela.

Las palabras monosilábicas no se acentúan. Ejemplos: mal, bien, dio, fue, gris, gran, sol, pie.

Las interrogaciones y exclamaciones llevan acentos. Ejemplo: quién, qué, cuál, dónde, cómo, cuánto, cuán, cuándo, adónde, quién.

Reglas de puntuación

Esta es una representación esquemática de las pausas y la entonación que utilizas al hablar. Te ayuda a interpretar los textos escritos y hacerlos más significativos y claros.

A continuación se plasman cuáles son los signos de puntuación más importantes, su función en una frase y cuándo se utilizan.

Mayúsculas

  • Todos los sustantivos comunes van en mayúsculas. Ejemplo: Carlos, Platero, Madrid, Ramos, Luna.
  • La primera palabra de la frase después del punto se escribe con mayúsculas. Ejemplos: -El ciclista está montando. -Están cantando. -Santiago está bailando.
  • Los nombres de seres divinos, las fiestas religiosas y los atributos divinos van en mayúsculas. Ejemplo: Dios, Navidad, Todopoderoso, Cristo, Espíritu Santo, Semana Santa.
  • Los meses, los días de la semana y las estaciones van en minúsculas. Por ejemplo: lunes, marzo, primavera, invierno.
  • Los nombres de las personas y organizaciones homenajeadas se escriben con mayúsculas. Ejemplos: Monarca, Papa, Agente, Ministro, Biblioteca Nacional, Tribunal Supremo.
  • Los números romanos se escriben en mayúsculas. Ejemplos: Juan Pablo II, siglo XVI, Juan Carlos I, Volumen III, Felipe II.

Signos de interrogación y de exclamación (¿?) (¡!)

  • Los signos de interrogación (¿?) se utilizan al principio y al final de una pregunta. Ejemplo: ¿Cuántas horas? ¿Te vas de viaje?
  • El signo de exclamación (¡!) se escribe al principio (¡) y al final (!) de la frase. Ejemplo: ¡Ay de mí!
  • No escribas un punto después de un signo de interrogación o exclamación (?). (!). ¿Dónde compraste el vestido?

Guiones y rayas (-)

  • Los guiones (-) se utilizan para separar las sílabas de las palabras, especialmente cuando la palabra no cabe en la línea. Ejemplos: in-sec-tos, or-to-gra-fía.
  • Las palabras con una H antes de la consonante se puntúan de modo que la H comienza en la línea siguiente. Ejemplo: in-hu-ma-no.
  • Los diálogos utilizan guiones y rayas largas. Ejemplo:

-¿Cómo te llamas?

-Andrés Pereda.

-¿De dónde es usted?

-De Castilla.

Punto (.)

  • El punto y seguido separa las frases que forman parte de un párrafo. Para continuar escribiendo en la misma línea. Ejemplo: Dieron un paseo. La tarde estuvo hermosa.
  • El punto y aparte apartan dos párrafos independientes. La primera línea de un nuevo párrafo debe estar justificada a la izquierda, es decir, con más márgenes. Los puntos se utilizan para terminar los párrafos. También se coloca un punto después de una abreviatura. Por ejemplo: Sra., Excmo., a.C.

Coma (,)

  • La coma (,) se utiliza para separar dos o más palabras en una lista. Por ejemplo, vinieron los abuelos, padres, hijos, cuñados, toda la familia.
  • Las comas se utilizan para separar frases en una oración. Por ejemplo, antes de salir a la calle, cierra las cortinas, cierra las ventanas, apaga las luces y cierra la puerta.
  • Estas frases se separan con comas: en primer lugar, esto es, en cambio, es decir, por lo tanto, o sea, en tal caso, en fin, además, por último, no obstante, por consiguiente, sin embargo, etc.
  • Utiliza una coma para separar los vocativos. Ejemplo: Julio, ven aquí. Si el vocativo está en medio de una frase, debe escribirse entre dos comas. Ejemplo: Estoy alegre, Isabel, por el obsequio.
  • La coma se utiliza para separar las palabras explicativas de la frase. Ejemplo: Él es, entre mis primos, el más querido.
  • La coma se utiliza cuando se altera el orden normal de las partes de una frase. Ejemplo: Dinero, ya no queda.

Puntos suspensivos (…)

  • Los puntos suspensivos se utilizan al final de una lista inacabada. Ejemplos: Puedes hacer lo que quieras, leer un libro, ver la televisión, escuchar una canción…
  • Si quieres expresar dudas, miedos o vacilaciones. Ejemplo: Iré, no iré… Tengo que tomar una decisión.
  • Si quiere mencionar una cita o un refrán, pero omitir parte de él. Ejemplo: Pensé, «Más vale pájaro en mano…» y por eso tomé el dinero.

Dos puntos (:)

  • Se utilizan dos puntos para anunciar enumeraciones. Ejemplo, Aragón tiene tres provincias: Huesca, Zaragoza y Teruel.
  • Los dos puntos van precedidos de una cita del texto. La primera palabra que le sigue va en mayúsculas. Ejemplo, Ya lo decía Descartes: «Pienso, luego existo».
  • Los dos puntos se utilizan en fórmulas honoríficas como las cartas. Ejemplo, «Querido amigo: te escribo esta carta para informarte de lo siguiente…”
  • Se utilizan los dos puntos para mostrar la relación entre causa y efecto. Ejemplo, Ya no tiene trabajo: no podrá viajar de vacaciones este año.
  • En un texto administrativo o jurídico: Ejemplo, El secretario de esta empresa confirma: que José Álvarez ha asistido a un curso de…

Punto y coma (;)

  • Se utiliza el punto y coma para separar las frases que ya contienen una coma. Ejemplo: La chaqueta es azul; el pantalón, gris; la camisa, blanca.
  • Para apartar proposiciones aproximadas, si ya contienen coma. Ejemplo: La niña alegre, corre hacia su casa; sus padres acaban de llegar.
  • Es habitual poner un punto y coma antes de la conjunción como: más, sin embargo, aunque, no obstante, por tanto, finalmente, etc. Ejemplo: Se le advirtió que debía cambiar; pero no lo hizo.

Paréntesis ( )

  • Los paréntesis se utilizan cuando se interrumpe el sentido de una frase con una cláusula explicativa. Ejemplo: Mi abuelo Albert (que era un brillante cirujano en sus tiempos de juventud) solía fingir que era una estatua sentada en una silla.
  • Se utilizan para la inserción de fechas o lugares. Ejemplo: El año de nacimiento (1616) coincide con el año de la muerte de Cervantes.
  • La fecha validez de un oficio se anota entre paréntesis.

Aclaratoria de confusiones frecuentes

  • ¿Aún o aun?

Aún: Se trata de un adverbio temporal que puede ser sustituido por “todavía”. Ejemplo: Todavía no ha llegado el pedido que hice.

Aun: Se trata de un adjetivo concesivo que puede ser sustituido por «incluso». Ejemplo, aun lejos, todavía puedes oír mi voz (incluso estando lejos, todavía puedes oír mi voz).

  • ¿Botar o votar?

Botar: El acto de tirar o deshacerse de algo o alguien. Se usa en relación de «tirar algo». Ejemplo: Estoy botando la basura.

Votar: Significa la acción de una persona en una elección democrática. Ejemplo: Todavía no he decidido por quién voy a votar en estas elecciones.

  • ¿Éste o este?

Éste: Es un pronombre que sustituye a un sustantivo. Ejemplo: ¿quieres comer un trozo de pastel? Sí, me gustaría comer éste.

Este: Adjetivos utilizados en el tiempo de indicativo (como, aquel y aquella). Ejemplo: Este negocio tiene sus ventajas.

(!) Se encuentra esté (con acento en la última sílaba). El acento en la última sílaba le da un sonido diferente. Sin embargo, también suele causar confusión. El verbo estar se conjuga como participio. Ejemplo: quiero que esté presente después de esta elección.

  • ¿Sino y si no?

Sino: siempre se escribe junto, como una mezcla. Se utiliza cuando se quiere confirmar algo que se ha negado previamente. También se utiliza para unir dos frases cuando la segunda añade un nuevo elemento a la primera.

Si no: es una expresión que se forma añadiendo el adverbio NO a la conjunción SI. Se utiliza para incluir declaraciones condicionales y siempre se escribe por separado.

  • ¿Tuvo y tubo?

Tubo: Es el nombre específico de una botella utilizada para transportar gases y líquidos. Ejemplo: El tubo de agua está obstruido y debe ser reemplazado.

Tuvo: es la tercera persona del singular del verbo tener, usado en presente. Ejemplo: No vino ya que tuvo una junta fundamental.

Para finalizar, los ejemplos de reglas ortográficas del español plasmadas en el presente post ¡Te serán de gran utilidad! Para una buena ortografía y un buen desenvolvimiento en tus escritos, es necesario contar con un buen manejo de las reglas ortográficas. Por esa razón, ¡este artículo fue creado especialmente para ti! ¡Aprovéchalo!