140 Ejemplos de talentos personales y profesionales

El talento es la capacidad innata de una persona para realizar una actividad o tarea determinada. Por ejemplo, cantar, pintar o tocar la guitarra. Hoy conocerás algunos ejemplos de talentos personales. Además daremos algunos tips para aumentar tu talento.

Todo el mundo tiene uno o varios «talentos», es decir, habilidades que te diferencian de los demás en un campo o actividad determinados. Se pueden encontrar en áreas que van desde el deporte hasta las artes, pasando por las carreras, el liderazgo, la creatividad, la gestión y las ventas.

Aunque los talentos suelen asociarse a las capacidades innatas, es importante centrarse en el valor del mismo, que se manifiesta a través del trabajo duro, la dedicación y la perseverancia. Muchas personas con talento dedican mucho tiempo a practicar, aprender y desarrollarse en determinadas áreas.

Los talentos personales y sociales se presentan de muchas formas y suelen reconocerse en una etapa temprana de la vida de una persona. Una vez identificado, puede reforzarse o no utilizarse (por falta de interés o de recursos).

Algunos talentos surgen en campos muy conocidos, como el deporte o las artes, donde se reúnen y actúan grandes cantidades de personas. Los profesionales de estos campos trabajan con su intelecto y dedican mucho tiempo a desarrollarlo.

El término «talento» también se utiliza a menudo en el mundo empresarial para referirse a los empleados que destacan en un campo concreto o que tienen las habilidades necesarias para realizar una tarea determinada.

¿Cómo desarrollar los talentos?

Para desarrollar los talentos personales, es importante seguir ciertas pautas.

  • Habilidades que te permiten saber cómo hacer algo. La capacidad de distinguirse de la media de las personas que realizan una determinada actividad o tarea. En tal situación, no hay mejor manera de confirmarlo que ver un ejemplo de lo que esa persona ha hecho en ese ámbito.
  • La capacidad de hacer algo, de lograr algo. Si tienes una determinada habilidad, es importante que la utilices para conseguirla.
  • Voluntad de hacer algo, es decir, el deseo y la pasión de trabajar en una profesión en la que brille tu ingenio y en la que estés bien situado para utilizarlo.

Tipos de talentos

Estos son los tipos más importantes:

  • Talento por naturaleza. Esto es algo extraordinario para una persona y algo que practica tan pronto como es consciente de ello. Es natural y no requiere ningún esfuerzo para mostrarse.
  • El talento oculto. Es un ingenio que el hombre aún no reconoce. A veces no son conscientes de esta capacidad y piensan que es normal para los demás. Si te preguntas a ti mismo y a los que te rodean qué es lo que hace que tus actividades destaquen, puedes empezar a desarrollar un ingenio nunca visto.
  • Talento potencial. En este caso, la persona sabe que tiene esta capacidad pero aún no la ha demostrado. Hay una sensación de ansiedad porque está ahí y sería bueno utilizarla.

En cuanto a los tipos de talentos, las versiones varían según el campo en la que se hayan desarrollado. Por ejemplo, la creatividad, el deporte, las matemáticas, la música, el arte, las habilidades sociales, etc. Merece la pena adquirir esta habilidad, con sus múltiples posibilidades.

Ejemplos de talentos personales y profesionales

  1. Actitud positiva.
  2. Actividades de contribución social.
  3. Actuar con competencia.
  4. Adaptabilidad.
  5. Afrontar las dificultades.
  6. Alta energía: disposición a asumir retos.
  7. Atención al detalle: atención no sólo a los aspectos más importantes y visibles del trabajo que se realiza, sino también a las cosas más pequeñas y menos importantes.
  8. Atención: se trata de habilidades esencialmente inconscientes. Debemos prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor, aunque lo evitemos, porque nuestros sentidos están alerta.
  9. Autoconciencia: la capacidad de reconocerse a sí mismo, sus cualidades y defectos y sus sentimientos. Este artículo proporciona información sobre cómo lograr la autoconciencia.
  10. Autocontrol.
  11. Autodisciplina.
  12. Autoestabilidad.
  13. Autogestión: capacidad de elegir y aceptar el propio trabajo.
  14. Buen baile.
  15. Buen cocinero.
  16. Buen organizador.
  17. Buena capacidad de comunicación.
  18. Buenas habilidades de conducción.
  19. Bueno en el montaje (rompecabezas, muebles de IKEA…).
  20. Bueno para investigar.
  21. Buenos conocimientos de ofimática (ppt, excel, word…).
  22. Buenos conocimientos lingüísticos.
  23. Cantar.
  24. Capacidad de análisis.
  25. Capacidad de asociarse: esta habilidad se considera esencial para todos los procesos de aprendizaje, ya que sin la capacidad de agrupar acciones y resultados es imposible comprender las relaciones de causa y efecto que nos rodean.
  26. Capacidad de inspirar a otros.
  27. Capacidad de negociación: capacidad de llegar a un consenso.
  28. Capacidad para afrontar el fracaso: resiliencia ante el fracaso.
  29. Capacidad para afrontar situaciones de estrés.
  30. Capacidad para gestionar recursos en condiciones extremas. Es el ingenio para encontrar y aplicar soluciones a situaciones inusuales o complejas.
  31. Capacidad para manejar dinero.
  32. Capacidad para resolver problemas: dado que la vida está llena de problemas, la capacidad de formular una serie de propuestas para resolverlos es útil para la gestión.
  33. Competencia espacial.
  34. Competencia matemática.
  35. Comunicación asertiva: se refiere a la capacidad de expresar las críticas en el momento oportuno, respetando las de los demás y manteniendo las propias. Incluso si no estás de acuerdo con ello. Saben comunicarse de forma asertiva.
  36. Comunicación: la capacidad de expresarse es esencial en todos los ámbitos de la vida.
  37. Conexión con la espiritualidad.
  38. Conocimientos lingüísticos.
  39. Creatividad: el desarrollo de nuevas ideas.
  40. Credibilidad
  41. Curiosidad: la capacidad de explorar y analizar.
  42. Deportivo.
  43. Disciplinado.
  44. El ingenio científico. El ingenio de una entidad que descubre y logra algo en un campo científico.
  45. El ingenio creativo en el deporte se refiere al ingenio de los individuos que tienen la destreza y la habilidad para practicar un deporte determinado. Se produce tanto en los deportes y disciplinas de equipo como en los individuales y puede observarse tanto en deportistas aficionados como profesionales.
  46. El poder de la convicción.
  47. El Talento en el lenguaje. Es el ingenio con el que el sujeto aprende un idioma con facilidad, ya sea su lengua materna o cualquier otra.
  48. El Talento en la gestión de los recursos humanos. Es el ingenio del sujeto para gestionar un grupo y dirigirlo hacia sus objetivos. Este ingenio es muy valorado por las organizaciones, ya que demuestra la capacidad de liderar y trabajar en equipo.
  49. Elegir: si una persona puede hacer una elección basada en el conocimiento y la experiencia, no tomará decisiones precipitadas de las que se arrepentirá después. Se trata de un procedimiento de resolución de problemas independiente y responsable.
  50. La elocuencia es la capacidad de una entidad para comunicar oralmente un mensaje o una iniciativa a un público.
  51. Empatía: la empatía por las situaciones de los demás es importante para tomar las decisiones correctas que no perjudiquen a los demás (Cómo desarrollo la empatía en mi vida).
  52. Entusiasmo por la naturaleza.
  53. Entusiasmo: entusiasmo y ganas de conseguir algo.
  54. Equilibrio emocional.
  55. Erudito.
  56. Escritura: la capacidad de expresarse correctamente utilizando la escritura.
  57. Escucha activa: la capacidad de escuchar atentamente a los demás es muy importante para el desarrollo de las habilidades sociales porque escuchar es muy diferente de oír.
  58. Estratega.
  59. Excelencia académica: una buena educación e interés por seguir aprendiendo.
  60. Flexibilidad y conocimiento: como todos los ámbitos de la sociedad están en constante cambio (tecnología, ciencia), si eres capaz de aprender y adaptarte con flexibilidad a los nuevos cambios, podrás asumir nuevos retos con confianza.
  61. Fuerza muscular: algunas personas tienen más, otras menos, pero todos tenemos la capacidad de flexionar nuestros músculos para vencer la resistencia. Este artículo le muestra cómo ganar fuerza de voluntad y le da consejos para aumentarla.
  62. Funcionamiento emocional: la capacidad de comprender y controlar las propias emociones, una habilidad que debe aprenderse continuamente pero que puede mejorar las relaciones interpersonales. Aprende 12 formas de gestionar tus emociones.
  63. Funcionamiento personal: comprender las personalidades de las personas que le rodean y ser capaz de tratar con ellas según sus necesidades.
  64. Gestión de la tensión y el estrés: gestionar las situaciones de estrés para que no afecten al rendimiento.
  65. Gestión de proyectos y riesgos: capacidad de gestionar múltiples tareas.
  66. Gestión del cambio.
  67. Gestión del estrés.
  68. Gestión del tiempo: comprender y priorizar la carga de trabajo.
  69. Gestión responsable.
  70. Gestionar el malestar y el conflicto: es importante no cerrarse cuando surge un problema. Saber cómo afrontar estas situaciones y tomar las mejores decisiones le ayudará a evitar situaciones de estrés. Este artículo le muestra cómo afrontar los problemas con seguridad.
  71. Habilidad musical.
  72. Habilidades de escritura
  73. Habilidades de marketing.
  74. Habilidades decorativas.
  75. Habilidades retóricas: capacidad de comunicar ideas oralmente frente a un grupo.
  76. Honestidad/integridad.
  77. Idealización estratégica: capacidad de pensar y planificar estrategias de acción.
  78. Imaginación: capacidad de generar nuevas ideas.
  79. Inclusivo.
  80. Ingenio creativo Es la inventiva de una persona que es capaz de crear algo nuevo y original. Esta capacidad es innata en todas las personas, pero algunas tienen un mayor potencial de pensamiento creativo. El ingenio creativo está presente en todos los ámbitos del desarrollo humano y puede aplicarse en cualquier campo.
  81. Inhibición: se refiere a la capacidad de ignorar los estímulos ambientales irrelevantes y los que interfieren con la tarea.
  82. Innovador: poner en práctica la creatividad.
  83. Inspirar: ser un ejemplo para los demás
  84. Integridad.
  85. Inteligente.
  86. Interpersonal: la capacidad de establecer y mantener relaciones recíprocas con los demás. Esto incluye no sólo la comunicación con los más allegados, sino también la cooperación en el trabajo y en la vida cotidiana.
  87. Intuición: a veces guiada por las partes más inconscientes del cerebro.
  88. Jugar bien a los juegos.
  89. La capacidad de comunicarse con los demás.
  90. La capacidad de concentración.
  91. La capacidad de enseñar a otros.
  92. La capacidad de reconocer las tendencias: esto requiere un conocimiento del entorno, análisis y cierta intuición.
  93. La capacidad de trabajar en grupo: tenemos que vivir e interactuar con otras personas a diario, especialmente en un entorno profesional. Con esta capacidad, podemos trabajar de forma eficaz y satisfactoria.
  94. Liderazgo: la capacidad de montar un espectáculo y llevarlo adelante.
  95. Memoria: algunas personas son buenas recordando cosas, pero todo el mundo tiene esta capacidad porque todo lo que aprende se queda en su memoria.
  96. Metacognición: la capacidad de ver más allá de la propia percepción, es decir, la capacidad de examinar las propias lagunas de información para optimizar y mejorar las propias competencias.
  97. Motivación y confianza en sí mismo: para alcanzar un objetivo, es necesario visualizarlo, tener confianza en sí mismo y estar seguro de sí mismo. Estos sentimientos pueden motivar a una persona a esforzarse más hacia un objetivo.
  98. Objetivo y justo.
  99. Observador.
  100. Ordenado.
  101. Original.
  102. Paciencia: en mi campo, la paciencia es la madre de la ciencia. La paciencia es la capacidad de mantener la calma en todo momento y evitar las situaciones de estrés. Este artículo muestra cómo ser más paciente.
  103. Pensamiento creativo: esta habilidad te da la capacidad de ver las situaciones desde una nueva perspectiva, para que puedas desarrollar nuevas ideas y soluciones.
  104. Pensamiento crítico: capacidad de evaluar y analizar las cosas y las situaciones de forma objetiva, es decir, sin dejarse influir por las opiniones.
  105. Perseverancia.
  106. Perspectiva analítica: la capacidad de ver las cosas desde diferentes perspectivas.
  107. Perspicacia organizativa. Es la perspicacia con la que un sujeto lleva a cabo su organización, teniendo en cuenta todos sus componentes y recursos.
  108. Persuasión: capacidad de convencer a los demás.
  109. Positividad: capacidad de desarrollar ideas y anticiparse a los posibles acontecimientos, eliminando así el miedo a no saber lo que va a pasar y aumentando la confianza a la hora de trabajar.
  110. Productividad: la capacidad de realizar el trabajo.
  111. Profesionalidad: desarrollo de buenos hábitos de trabajo que permitan organizar y realizar las tareas con mayor eficacia.
  112. Razonamiento: la capacidad de sacar conclusiones de la verdad circundante y actuar en consecuencia.
  113. Reconocimiento de los puntos fuertes y débiles: requiere un alto nivel de comprensión de sí mismo y del sector.
  114. Reflexivo.
  115. Relaciones públicas.
  116. Relajado: puede desprenderse de las responsabilidades y reducir así los niveles de estrés.
  117. Resiliencia.
  118. Resistente: esta habilidad está relacionada con la competencia física y social. Es la capacidad de mantener el esfuerzo durante mucho tiempo.
  119. Salud y bienestar.
  120. Sentido común.
  121. Sentido de la justicia.
  122. Sentido del humor: no te tomes las cosas demasiado en serio y no seas intrusivo.
  123. Ser bueno para hablar en público.
  124. Talento de actuar. Es el ingenio del sujeto para poder actuar en un campo artístico como el de la actuación.
  125. Talento de comunicación: la capacidad de una entidad para comunicar un mensaje claro o una iniciativa a una o más personas, de forma verbal o escrita.
  126. Talento empresarial. Es el ingenio de las personas que planifican y ponen en práctica ideas y emprenden nuevos proyectos que implican innovación y avances.
  127. Talento en el rendimiento de las inversiones. Se trata del ingenio de una entidad a la hora de buscar y obtener inversiones para poner en marcha un plan.
  128. Talento en la atención al cliente. Se refiere al ingenio de la entidad para escuchar las ideas, sugerencias y quejas de la gente y dar respuestas adecuadas para resolver o eliminar sus dudas y preguntas.
  129. Talento en la danza. Es el ingenio del sujeto el que permite al cuerpo humano moverse al ritmo de la música. Hay diferentes tipos de danza que requieren diferentes capacidades físicas.
  130. Talento en la escritura. El ingenio del alumno para comunicar por escrito mensajes, ideas y opiniones.
  131. Talento en la gastronomía. El ingenio del sujeto para combinar diferentes ingredientes para hacer un plato.
  132. Talento en la gestión del dinero. Es el ingenio que utilizan los individuos para gestionar y organizar una determinada cantidad de dinero según los objetivos previstos.
  133. Talento en la pintura y otros campos artísticos. Se refiere al ingenio en la pintura, la escultura, la cerámica, las artes gráficas y otros campos artísticos en los que el sujeto debe ser competente.
  134. Talento en las ventas. Es el ingenio que la gente puede aplicar a un producto y mejorar sus características y funciones para venderlo.
  135. Talento matemático. Es el medio por el que un alumno es capaz de pensar matemáticamente, calcular y resolver problemas.
  136. Talento musical. Es el ingenio que el sujeto demuestra al desarrollar habilidades y destrezas melódicas. Esto se aplica no sólo al canto, sino también a la interpretación de un instrumento y a la teoría musical.
  137. Talento pedagógico. Creación de objetos que puedan utilizarse para transferir conocimientos a un grupo y guiar el proceso de aprendizaje.
  138. Tocar instrumentos.
  139. Trabajar bajo presión: acostumbrarse a lidiar con el estrés y la presión le ayudará a desarrollar esta habilidad. Mantenga siempre un sueño reparador.
  140. Velocidad: en el ámbito de las habilidades físicas, es la capacidad de realizar una o varias acciones en el menor tiempo posible. Sin embargo, en el ámbito de las habilidades cognitivas, se refiere a la capacidad de reaccionar o pensar en el menor tiempo posible.
  141. Viajero.
  142. Visionario.

Esta lista debe incluir también otras habilidades y talentos personales y profesionales que son precursores de otros más especializados, como la logística, las matemáticas, el derecho, la música y la contabilidad.

Diferencias de competencias, habilidades y talentos

¿Cuál es la diferencia entre competencia, ingenio y talentos? Son términos muy similares que se utilizan para identificar y referirse a las personas, pero se usan de forma diferente según su significado.

  • Cualidad/Competencia: característica muy desarrollada que es inherente a un objeto o que puede adquirirse con el tiempo y que tiene un rasgo especial que lo distingue de los demás. Ejemplos: una persona es extremadamente guapa físicamente, muy intensa, resistente en el deporte, etc.
  • Habilidad: capacidad natural o adquirida de una persona para realizar una actividad, profesión u oficio determinado. Ejemplos: bueno manejando maquinaria, bueno bailando, bueno en aritmética, etc.
  • Talento: capacidad innata de una persona para desarrollar habilidades, cualidades o virtudes artísticas, intelectuales o físicas. Ejemplos: una cantante con talento, un futbolista con talento, una gran administradora que además es una mujer guapa, etc.

Las claves para desarrollar tus talentos

No todos tenemos talento para todo, pero todos tenemos algún talento. El talento es la capacidad de conseguir resultados extraordinarios en el trabajo y en la vida personal. Y, sobre todo, se puede cultivar. Veamos algunas de las cosas más importantes que hay que entender al respecto.

  1. ¿Cuántas veces has eludido la responsabilidad? Siempre es una opción si no se puede evitar.
  2. Ante una situación así, pregúntate qué hacer y cómo hacerlo. En otras palabras, la preparación es la clave para desafiarse siempre a sí mismo.
  3. El talento no puede realizarse sin una interacción adecuada, es decir, sin rodearse de cosas que deben estar siempre cerca y visibles.
  4. La autoestima y la confianza en ti mismo te ayudarán a alcanzar todo tu potencial.
  5. La pasión por tu trabajo y el escepticismo te permitirán sacar el máximo partido a tu inventiva.
  6. La pretensión es el enemigo de la concentración, garantiza Maxwell. Por eso es importante establecer prioridades y atenerse a ellas. Sólo si nos concentramos podemos optimizar nuestros recursos.
  7. Los oradores creen que el carácter debe estar en el centro de cualquier iniciativa. El carácter es una cualidad que cada persona desarrolla desde el principio, por lo que puede traicionarte si eres débil.
  8. Maxwell sostiene que la habilidad sólo puede adquirirse a través de la práctica y recomienda aprender a desarrollar la competencia a lo largo del tiempo y no tener miedo de pedir ayuda cuando la necesite.
  9. Pero recuerda, como dice el autor, que la perseverancia es «determinación, no destino».
  10. Se necesita un esfuerzo constante y valor para conseguir cualquier cosa. En otras palabras, tienes que tener el valor de alcanzar tus objetivos y enfrentarte a tus miedos.
  11. Ser activo e inventivo te permitirá sacar el máximo partido a todos los ámbitos de tu vida.
  12. Si quieres aprender, siempre puedes adquirir nuevos conocimientos y habilidades, especialmente si es algo que te gusta y disfrutas.
  13. Por último, sepa trabajar en un equipo que comparta el poder y «multiplique la eficacia».

Sugerencias para el cambio

  • A veces hace falta un giro de 180 grados para cambiar la realidad.
  • El astronauta mexicano José Hernández (11 intentos de la NASA, 12 con éxito) dice: «No basta con ser paciente, hay que ser eficaz. «La paciencia puede tener un impacto positivo si va acompañada del autoconocimiento, la concentración, la capacidad de recuperarse de los contratiempos y el feedback positivo», explica Marianne Blancas, consultora de RRHH y coach ejecutivo (Murillo, 2015).
  • El comportamiento sólo puede cambiarse si se conoce y se aplica.
  • No es posible cambiar un problema en el mismo entorno en el que se produjo.
  • Si somos capaces de controlar nuestras emociones (autocontrol), podremos utilizar nuestras diferentes inteligencias con mayor eficacia.
  • Tenemos la oportunidad de conocer nuestro sistema de control, tenemos la oportunidad de conocer nuestras diferentes inteligencias. Sin embargo, si no somos capaces de gestionar nuestras emociones, éstas nos impedirán desarrollar nuestros talentos. Esto es aún más cierto si no tenemos objetivos específicos.
  • Aprender a ser optimista: «Un optimista es alguien que mira tanto el lado positivo como el negativo de las cosas, elige el lado positivo y encuentra al menos tres posibles soluciones para seguir adelante».